DONDA: El caos e infierno convertido en resurrección de Kanye West

El décimo álbum de Ye generó una expectativa nunca antes vista en algún rapero, y es precisamente porque Kanye ha sabido salirse de la línea de rapero, y ser más conocido por la de artista, diseñador y productor, el proyecto DONDA (2021) tendría nacimiento desde 2018, con el nombre de Yhandi, una serie de relativamente pocas canciones en comparación a las que podemos oír hoy en día.

Tras varios rumores, filtraciones, y demás, Mr. West dio por inaugurada la época de DONDA con la primera listening party del disco, en la ciudad de Atlanta, envuelto totalmente en rojo, y sin ningún tipo de espectáculo a la vista, solo Ye disfrutando su arte, veríamos la primera versión de DONDA (2021) arribar.

Luego de otras dos listening parties llenas de intensidad, pureza y furia, donde inclusive salió levitando de una y prendiéndose en fuego de otra, nos entregaría ese disco que todo fan de Kanye ha querido escuchar, DONDA (2021).

El esqueleto de DONDA (2021)

El domingo 29 de agosto sería quizá una de las fechas más importantes para el rapero, pues su décimo disco vería la luz en punto de las 07:00, contando con 27 canciones y una duración de una hora y cuarenta y ocho minutos. Y digo que quizá, ya que el álbum salió sin autorización de West; no podría ser un disco de Kanye West sin polémica incluida.

Comencemos dejando en claro algo, y es que DONDA (2021) no es un proyecto fácil de escuchar, son 27 canciones, donde la intimidad de Ye se ve expuesta, realmente es un disco para seguidores, aunque sí bien mucha gente comenzó a oír a Kanye a raíz de este proyecto, se vuelve complejo atrapar a la gente con este material, y de igual forma, es difícil hacer una reseña a la primera escucha, es un proyecto que tenemos que escuchar una y otra vez para poder dar una opinión pura y auténtica, más allá de todo lo que se ha dicho.

Iniciamos con ‘Donda Chant’, una repetición en bucle del nombre de la madre de Ye. Algo curioso es que está dicho al ritmo de los últimos latidos del corazón de Donda West, y dicho en 58 ocasiones, edad a la que falleció.

Después nos encontramos con ‘Jail’, no puedo encontrar una mejor manera de comenzar este proyecto que con esta canción, es toda una travesía musical, la travesía perfecta para introducirte al mundo de DONDA (2021), sumando las segundas partes de varios tracks, ‘Jail’ es uno de ellos. Una introducción a coro, con la voz de Kanye a eco, dándole aún más poder a los versos, y un cambio de ritmo de la nada, llevando un sample de teclado y voz a un boom-bap simplemente hermoso.

Más adelante podemos escuchar ‘God Breathed’, donde no pude evitar recordar la buena producción, viajando hasta 2013, con el buen Yeezus (2013), siendo de esas canciones que un fan de Ye sí o sí va a disfrutar. Para darle paso al hit mayor de todo el disco, ‘Off The Grid’ se vuelve la primera lluvia de barras en el disco, con un Playboy Carti inspirado, soltando lo mejor de lo mejor, y a Kanye sacando toda su intimidad a la luz, haciéndonos entender para quien va todo lo que hace, y es que todo va para su familia, dios y su casa, y tampoco olvidemos la bonita referencia a Leo Messi. ‘I talk to God everyday, that’s my bestie, they play soccer in my backyard, I think I see Messi.’

No tengo las palabras suficientes para describir este tema, simplemente es el favorito de muchos de todo el tracklist, y entendemos a la perfección el porqué lo es.

DONDA (2021) es todo un sube y baja de emociones, y en ‘Hurricane’ nos queda claro, pasamos de estallar y tirar todo por la ventana de la mano de Kanye y Playboy Carti, a levitar con nuestros audífonos de la mano de The Weekend y Ye, la combinación del Gospel y el Trap se vuelve una obra de arte pura, más ese final en eco, dándole toda la furia necesaria al final.

Después de eso el disco caería en la introspectiva que Ye le quería dar, manejando distintos temas como el sentirse solo, y el contar con jesucristo cuando nadie más está, todo este punto se aborda desde ‘Praise God’ hasta ‘24’ culminando como comenzó esta serie de charlas, con un Gospel religioso fusionado con Trap, culminando con la grade ‘Todo va a estar bien, dios no tiene final’.

El apego a Dios; el discurso del duelo

Es realmente complejo definir un álbum tan extenso y expresivo como DONDA (2021) pero de lo que sí estoy seguro es que este se proyecta como el mejor del año, y nos lo sigue demostrando en temas como ‘Moon’ de la mano de Don Toliver, donde una vez más nos hacen levitar estemos donde estemos, y es que la simpleza hace mejor las cosas, en esta ocasión solo la guitarra y la voz hicieron cosas increíbles.
Pasando por ‘Heaven and Hell’, demostrando una vez más que el Gospel le queda de lujo a Ye, y siendo una mezcla tan buena como la demuestra alrededor de todo el disco hacen que este sea de mis tracks favoritos, demostrando que un Kanye encendido puede dar más de lo que esperábamos.

Ya en el cierre de disco le damos la bienvenida a ‘Jesus Lord’, una orquesta de casi nueve minutos donde podemos encontrar el lado más íntimo de West en todo la producción, hablándole a Dios, siendo el ante el mundo, ante los problemas, ante las polémicas, una vez más durante todo DONDA (2021) vemos a un Kanye arrepentido, a un Kanye buscando la fe, buscando esa luz que tanto se le negó, y después de todo el desastre, viendo a Donda Omari West, la difunta madre de Ye, dándonos a entender que el rapero alcanzó la iluminación necesaria para ser perdonado en tierra, y llevándolo al más allá, donde podrá estar tranquilo, todo lo hecho en persona ya fue perdonado en la otra vida.

De ahí vendría un outro único, en gusto personal, el mejor de toda la carrera de Kanye, ‘No Child Left Behind’ sería la manera en la que le diéramos un cierre a toda esta travesía llamada DONDA (2021), un viaje donde pudimos ver todas las facetas de Kanye distribuidas en los 27 tracks. Vemos recursos de todos los trabajos de Kanye desde Graduation (2007) hasta el reciente Jesus Is King (2019), podemos ver a todos los Kanye’s en uno solo, en aquel que alcanzó la divina luz, y se despidió de nosotros en todas las segundas versiones de tracks como ‘Jail’, ‘Ok Ok’, ‘Junya’ y ‘Jesus Is Lord’.

El disco es realmente exquisito, en lo personal lo pondría en el top 5 de Ye, al inicio me extrañó ver tantas canciones, no le veía ni pies ni cabeza al álbum, pero con poner la primera canción mi mente me iba pidiendo no saltarla, y sin darme cuenta, escuché el disco 7 veces en un día, sin sentir que era monótono o repetitivo, es un material ligero de escuchar cuando tienes un hilo de a lo que vienes, sin dudarlo ni un poco lo pongo como el disco pilar de este año, es un viaje espiritual por todo lo malo que h pasado por tu vida, yo me sentí bastante identificado con este material, si has perdido a un ser querido recientemente o que recuerdes mucho, DONDA (2021) te caerá como anillo al dedo para echar una lágrima y recordar con cariño a esa persona.

A DONDA (2021) lo defino como la travesía hacia una libertad espiritual, y el buscar tu estabilidad después de tanto infierno vivido.

Sin duda este es un proyecto para fans, más allá de primeros escuchas, pero cumple todas las funciones, ver el lado más introspectivo del rapero, así como entregar temas fuertes para la gente que escuchará a Kanye por primera vez. Realmente no recomendaría este material a alguien ajeno al mundo de Kanye, hay que tener un contexto para entender este material, pero el mismo disco te va explicando todo, con la premisa de que todos son bienvenidos.